Menú
 

El Chiringuito El Puntal instala un desfibrilador de B+Safe

El Chiringuito El Puntal Tricio, situado en El Puntal de Santander, frente al Palacio de la Magdalena, se ha cardioprotegido con B+Safe tras la instalación de un desfibrilador en sus instalaciones. En una zona de difícil acceso, puesto que al restaurante sólo es posible acceder mediante barco o a pie, tras un largo paseo, la iniciativa tiene como objetivo ofrecer una respuesta rápida y eficaz ante un accidente cardíaco en un lugar relativamente apartado y de difícil acceso para los servicios de emergencia.

Tras la instalación del desfibrilador, se ha formado a ocho personas, trabajadoras del Chiringuito en técnicas de reanimación caldiopulmonar (RCP) así como en el uso del desfibrilador. Durante el verano, el restaurante es visitado por cientos de embarcaciones y miles de bañistas.

Para que las posibilidades de supervivencia ante un paro cardíaco repentino sean óptimas, se debe realizar de forma inmediata una resucitación cardiopulmonar (RCP) y aplicar la descarga eléctrica suministrada por un desfibrilador. El tiempo máximo para aplicar la desfibrilación a una persona que ha sufrido un paro cardiaco repentino es de un máximo de 5 minutos. Por ello, Ricardo Tricio, dueño del restaurante y promotor de este proyecto, asegura que “Con tanta gente, ahora nos sentimos más seguros y también los bañistas porque sabemos que, en caso de un paro cardiaco, podemos salvar vidas”.